GUÍA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL Y DISCAPACIDAD DE LA FUNDACIÓN ONCE

ÍNDICE

  1. 1 Prólogos
    1. 1.1 Mª Teresa Fernández de la Vega
    2. 1.2 Miguel Carballeda Piñeiro
    3. 1.3 José Mª Fidalgo Velilla
    4. 1.4 Cándido Méndez Rodríguez
    5. 1.5 Juan Antonio Pedreño
    6. 1.6 Luis Cayo Pérez Bueno
    7. 1.7 Alberto Durán
  2. 2 Introducción
  3. 3 La igualdad de trato y la no discriminación
  4. 4 La integración laboral como elemento de valor
  5. 5 Fomentar la plena accesibilidad
  6. 6 Las relaciones con proveedores y subcontratistas
  7. 7 La acción social
  8. 8 La comunicación como instrumento responsable
  9. 9 Cómo hacer RSE-D
  10. 10 Cuestionario de autodiagnóstico
  11. 11 Pautas de reporte e indicadores de seguimiento de la RSE-D
  12. 12 Glosario de términos
  • Logotipo del Fondo Social Europeo
  • Logotipo Fundación ONCE
  • Logotipo Grupo Fundosa

Miguel Carballeda PiñeiroEl valor de la integración

En sinergia con las prioridades de la Unión Europea y aplicadas en el ámbito nacional, desde la Fundación ONCE hemos seguido con gran interés el rápido desarrollo de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y, desde el comienzo, hemos insistido en la inclusión de las personas con discapacidad en la misma.

La Guía que ahora se publica, constituye un importante hito dentro de las actuaciones de sensibilización de agentes económicos y sociales, promovidas por nuestra entidad en el marco del Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación cofinanciado por el Fondo Social Europeo, cuya finalidad es la integración social y laboral de las personas con discapacidad. Además, tiene vocación de ser una de las herramientas empleadas para mejorar las tasas de inserción de nuestro colectivo.

No nos cabe ninguna duda de que las personas con discapacidad, que suponen un 10% de la población y uno de los grupos considerado como prioritario a escala comunitaria, son un colectivo fundamental que hay que tener en cuenta a la hora de diseñar y aplicar una buena política de RSE.

Por ello, las entidades que conforman el sector de la discapacidad englobadas en el CERMI, y específicamente desde Fundación ONCE, hemos tratado de influir en las diversas iniciativas públicas de reflexión que han tenido lugar recientemente en España, al objeto de asegurar que las personas con discapacidad no quedaran al margen de este debate, que además ha generado grandes expectativas en el colectivo.

Debemos destacar el creciente interés de muchas empresas españolas en materia de discapacidad, como lo demuestran diferentes iniciativas puestas en marcha que reflejan diversas encuestas realizadas en ámbitos de la RSE.

Esta guía quiere aprovechar este momento para avanzar y consolidar la actuación de las empresas en materia de RSE y discapacidad (RSE-D).

La incorporación sistemática de la discapacidad en la estrategia de la empresa le reporta innumerables ventajas, cuatro millones de personas con discapacidad y sus familias constituyen un colectivo de gran importancia desde el punto de vista comercial, sin olvidar la oportunidad que su activa participación proporciona a la hora de crear entornos sociales inclusivos y solidariamente responsables.

En todo caso, el acercamiento de las empresas a las personas con discapacidad como potenciales clientes y el tener en cuenta la accesibilidad dentro de sus actuaciones, además de ser una cuestión de derechos, constituye una ventaja competitiva a valorar.

La empresa que incluya adecuadamente la discapacidad en su política de RSE contará, además, con la ventaja añadida que supone anticiparse a la normativa que se desarrollará en el futuro inmediato en esta materia, mucha de la cuál será consecuencia de la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que ha entrado en vigor en España el 3 de mayo de 2008 y de la normativa que en materia de igualdad de trato y no discriminación se promueve desde las instituciones europeas.

Con esta guía, desde la Fundación ONCE perseguimos dos objetivos fundamentales:

  1. Ofrecer una herramienta práctica a las empresas que quieran integrar a las personas con discapacidad en su política de RSE.
  2. Incrementar los niveles y la calidad de empleo de las personas con discapacidad, así como contribuir a una mejora en la calidad de los productos y servicios que demandan como consumidores.

Finalmente, como compañeros en este viaje, la Fundación ONCE ofrece a las empresas su colaboración. La experiencia demuestra que las actuaciones empresariales son más exitosas y eficientes cuando han contado con el asesoramiento y apoyo de la Fundación ONCE.

Miguel Carballeda PiñeiroPresidente de la ONCE y su Fundación